Artículos

10 comportamientos que dificultan la educación de los niños

Muchas veces no nos damos cuenta que nuestras acciones pueden entorpecer el desarrollo de los peques. A continuación te mostramos 10 conductas que pueden influir en su educación:

1. Estudiar con ellos
Hacer de maestro y padre crea dependencia y conflictos familiares. Los padres han de monitorizar que el trabajo esté hecho pero no entrar en el contenido. La clave está en que las tareas las hagan los niños y así fortalecer su autonomía.

2. Resolver todo
Los niños deben aprender a organizarse y a afrontar sus problemas. Si los padres solucionan todo lo que les pasa, éstos no madurarán, no asumirán sus responsabilidades ni aprenderán a ser autónomos.

3. Enfocar todo a los estudios
Centrarse únicamente en las notas de un niño sin preocuparse por nada más puede pasar factura. El niño debe sentir que su vida emocional y social importa de la misma forma que sus estudios.

4. Sobreestimular
Una de las prácticas más comunes es la de sobreestimular, pretender que los peques aprendan cuanto más, mejor. El resultado puede ser todo lo contrario: niños con problemas de atención o falta de concentración. La clave es tener paciencia y no cargar contra el niño si fracasa.

5. Premiar/castigar las notas
Según los expertos, las notas no se deben ni premiar ni castigar. Lo ideal es elogiar (en caso de ser buenas notas) o analizar si es necesario dedicar más tiempo al estudio (en caso de ser malas). Si a un niño se le promete una recompensa por las notas altas, su frustración puede ser doble en caso de no conseguir la meta: la de fracasar y la de no recibir su regalo.

6. Disfrazar la vagancia
Uno de los comportamientos más comunes de los padres es la de sobreproteger y buscar trastornos detrás de los fracasos escolares. Hay muchos niños que son incapaces de esforzarse en estudiar porque son vagos y a veces se intenta disfrazar esa vagancia como intolerancia a la frustración o al estrés, cuando lo que tienen es falta de autonomía.

7. Controlar todo
Existen padres que rastrean los deberes, trabajos, fechas de exámenes, etc. y lo único que consigue esta conducta es crear desconfianza. Lo que se recomienda es repasar la agenda con el niño, manteniendo un acompañamiento lejano.

8. Usar los deberes como castigo
El tiempo de estudio debería ser siempre un tiempo de tranquilidad, no motivo de conflicto. Si las tareas escolares se plantean como castigo, el aprendizaje o la lectura no van a evocar nada bueno en un niño.

9. Proyección en los hijos
Uno de los errores más comunes consiste en que los padres anteponen sus propias expectativas sobre los estudios por encima de las preferencias o capacidades de los hijos. Sin embargo, las expectativas no siempre se adecúan a las capacidades.

10. No respetar la educación actual
Muchos padres piensan que los métodos educativos que les sirvieron a ellos les servirán a sus hijos, pero la escuela ha cambiado mucho y los niños también. Si los padres tratan de enseñar por su cuenta a los niños puede pasar que estén interfiriendo en el ritmo o el método pedagógico que sigue la escuela.


Fuente Lavanguardia.com | Imagen Freepik.es

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies