Artículos

Todo lo que debes saber sobre la psicomotricidad

La psicomotricidad se define como la psicología del movimiento y tiene múltiples beneficios en el desarrollo físico y cognitivo del niño. Durante los primeros años de vida de un niño es fundamental fomentarla a través de distintas actividades con la ayuda del material de psicomotricidad infantil adecuado.

¿Qué es la psicomotricidad?

La psicomotricidad es la conexión entre psico (mente) y motriz (movimiento). En pocas palabras, la psicomotricidad es la relación entre la mente y las acciones que realiza el cuerpo. Gracias a ella, se forman una mayor cantidad de conexiones neuronales en el cerebro de un niño y por eso es muy importante fomentar su desarrollo durante los primeros años de su vida.

A través de distintas actividades y con la ayuda de material de psicomotricidad infantil específico para cada situación, los niños conocen su propio cuerpo y el entorno que los rodea.

Podemos clasificar la psicomotricidad infantil en:

Psicomotricidad educativa: a través de la acción y movimiento, destinada a niños de entre 3 y 12 años.

Psicomotricidad reeducativa: destinada a niños que no han podido desarrollar correctamente las habilidades psicomotrices.

Psicomotricidad terapéutica: reservada a niños de cualquier edad que presenten discapacidad.

¿Cuáles son los beneficios de la psicomotricidad?

Como ya hemos mencionado, la psicomotricidad tiene múltiples beneficios. Gracias a la psicomotricidad el niño aprende a moverse y a tomar conciencia de su propio cuerpo en el ambiente que le rodea. Un niño en sus primeros años de vida no para de explorar el mundo a través del movimiento y esto es lo que hace a la psicomotricidad algo fundamental.

A nivel cognitivo la psicomotricidad también ayuda a mejorar la memoria, la creatividad, la atención y el aprendizaje del peque. Distintos conceptos espaciales refuerzan el conocimiento sobre la forma, el tamaño y el color de las cosas.

A nivel socio-afectivo, gracias a la psicomotricidad el niño aprende a canalizar mejor sus emociones y a descargar las tensiones. Las actividades y juegos en grupo ayudarán al peque a relacionarse con otros niños, reforzando su autoestima y personalidad.

¿Cómo fomentar la psicomotricidad?

A pesar de que practicarla desde casa es muy favorable, la psicomotricidad se suele trabajar sobre todo en las guarderías y los colegios. Con la ayuda del material de psicomotricidad infantil que se puede encontrar en las aulas, los niños podrán conocer y explorar el mundo y controlar su cuerpo.

De 0 a 3 años: Hay que fortalecer el tronco y el cuello del bebé y llamar su atención a través de distintos estímulos. Es importante preparar su cuerpo y mente para el gateo, ya que es una etapa vital en el desarrollo de un bebé. Una vez pase esta etapa y sepa andar, se pueden realizar muchas actividades y juegos de psicomotricidad: circuitos por la casa, manualidades, etc.

De 3 años en adelante: Existen muchas actividades de psicomotricidad que podéis realizar juntos en este rango de edad: juegos con bloques y aros, juegos de pelota, circuitos y gymkanas, manualidades, etc.

Existen muchas maneras de ayudar en el desarrollo de la psicomotricidad de tu peque ya sea en casa o en un aula con la ayuda de material de psicomotricidad infantil. Recuerda que lo importante es que disfrute y aprenda jugando.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies